Las dos variables más importantes a la hora de instalar una cerradura son la altura con respecto al piso y su distancia hasta el marco. La mayoría de las veces la cerradura de las puertas se coloca a una altura aproximada que va entre los 91 cm., a los 96 cm., desde el piso; verifique en todo caso la altura de las otras cerraduras en el resto de la vivienda para mantener una altura similar.

En el caso de las puertas entamboradas, asegúrese de que tengan un soporte sólido a la altura aconsejada para la instalación de la cerradura. El retiro de ésta se encuentra por norma general a 5,5 cm., para puertas interiores y a 5 cm., para las que dan al exterior. El punto de intersección de la altura y el retiro es donde se taladrará el agujero circular en el que colocaremos la cerradura. También será necesario taladrar un segundo agujero en la cara estrecha de la puerta para instalar el pestillo

 

Materiales

 

  • Dos cuñas de goma para asegurar la puerta
  • Placa para el marco de la puerta
  • Mecanismo de pestillo de cerradura con placa
  • Plantilla de cerradura (incluida con el producto)
  • Cerradura

 

Herramientas

 

  • Taladro de ½ pulgada
  • Mecha de paleta de 7/8
  • Sierra perforadora de 2 ½
  • Destornillador
  • Cinta métrica
  • Formón de 1 pulgada
  • Exacto
  • Martillo
  • Lápiz
  • Escuadra metálica

 

Tiempo de instalación

 

  • Principiante: 75 minutos
  • Tiempo Profesional: 30 minutos
  • Intermedio: 45 minutos
  • Principiante: 75 minutos

 

Procedimiento

 

 

01. Prepare la puerta, para ello entreábrala hasta la mitad de su recorrido y calce dos cuñas de goma entre ésta y el piso para inmovilizarla firmemente. Mida 96 cm., desde el piso (o la altura hasta el centro, de las cerraduras de las demás puertas de la casa), marque esta distancia. Con la ayuda de una escuadra, extienda una línea desde el punto anterior, pasando por el canto de la puerta y extiéndala hasta una distancia de 8 cm., por el lado opuesto.

  

02. Marque los lugares donde taladrará las aberturas para la cerradura y el pestillo. Doble la plantilla que vino con la cerradura alrededor del canto de la puerta. Haga coincidir la línea del eje de la plantilla con la que usted acaba de trazar. Perfore con un clavo el punto que marca el centro de la cerradura en la plantilla, pase esta medida a la puerta. Haga lo mismo con la sección donde se indica el punto central de la abertura para el pestillo

 

03. Perfore el agujero para la cerradura colocando la punta piloto de la sierra perforadora en la marca. Taladre hasta que los dientes de la sierra toquen la madera. Retire con frecuencia la sierra para eliminar el aserrín acumulado. Deténgase cuando atraviese la chapa de la puerta. Repita la operación con la cara opuesta de ésta y termine de perforarla.

 

04. Taladre el agujero para el pestillo, para ello coloque la punta de una mecha de paleta en el centro de la marca que trazó anteriormente. Perfore el canto de la puerta a media velocidad hasta que la punta de la mecha asome por el hueco que realizó

 

05. Prepare el rebaje para insertar la placa del pestillo. Inserte el mecanismo del pestillo en el hueco que recién taladró. Asegúrese de que la parte biselada del pestillo dé hacia el punto donde cierra la puerta. Calce la placa del pestillo y trace el contorno con un exacto, a continuación vuelva a retirar la placa y el mecanismo. Con el formón, corte a lo largo de la línea demarcada para tallar un rebaje tan profundo como el ancho de la placa. Trabaje con la cara biselada hacia abajo, desde el centro hacia los bordes. Coloque la placa. La puerta debe cerrar libremente sin que ésta roce con el marco.

 

06. Para la instalación del pestillo y la cerradura, reinserte el sistema del pestillo, coloque la placa y marque los puntos donde irán los tornillos que asegurarán a ésta. Vuelva a retirarlo todo. Taladre agujeros guías para los dos tornillos de la placa empleando una mecha de 3/32, vuelva a reinsertar el sistema del pestillo con la placa y atorníllelo en su lugar. Deslice la cerradura que da hacia el exterior de la puerta por dentro del hueco que hizo en la chapa lateral, de manera que el eje pase a través del mecanismo del pestillo. Luego asegure el otro lado de la cerradura al eje sobresaliente. Coloque los tornillos que aseguran la cerradura, apriételos firmemente con la ayuda de un destornillador.

 

07. Para taladrar el hueco para el pestillo en el marco de la puerta, primero cierre ésta hasta que esté alineada con el marco. Copie la altura de la línea que trazó para el pestillo en el marco. Con una escuadra, extienda la línea hacia la cara frente al pestillo. Marque el punto medio.Utilizando una mecha de paleta de 7/8 taladre dos agujeros poco profundos que se superpongan uno encima de otro por arriba y debajo del punto medio que marcó en el paso anterior. Luego dele forma de cajón eliminado el sobrante con un formón.

 

08. Para la instalación de la placa del marco, colóquela sobre éste y dibuje el contorno ayudándose con un exacto. Utilizando la misma técnica que practicó con anterioridad, rebaje con un formón el espacio necesario para alojar la placa. Perfore dos agujeros guía con una mecha de 3/32 para los tornillos que la asegurarán, coloque los tornillos y apriételos firmemente.

 

09. Marque el punto medio.Utilizando una mecha de paleta de 7/8 taladre dos agujeros poco profundos que se superpongan uno encima de otro por arriba y debajo del punto medio que marcó en el paso anterior. Luego dele forma de cajón eliminado

 

10. Para la instalación de la placa del marco, colóquela sobre éste y dibuje el contorno ayudándose con un exacto. Utilizando la misma técnica que practicó con anterioridad, rebaje con un formón el espacio necesario para alojar la placa. Perfore dos agujeros guía con una mecha de 3/32 para los tornillos que la asegurarán, coloque los tornillos y apriételos firmemente.

 

11. Para limpiar una cerradura, afloje los tornillos de unión así desmontará los tambores internos y externos. Afloje también los tornillos de fijación para quitar la placa y el pestillo. Rocíe todas las piezas con disolvente / lubricante, limpie el sobrante y vuelva a montar la cerradura. Si la puerta sigue sin poderse cerrar después de limpiada y lubricada la cerradura, compruebe si el problema está en la madera, las bisagras, la chapa de cierre o el marco de la puerta.

 

Consejos

 

  • Cuando elija una cerradura de seguridad para la puerta de entrada de su casa, es importante tener claro si la desea de un cilindro o de doble cilindro. Usted podrá encontrar en el mercado ambos tipos en diferentes estilos. Las cerraduras de un cilindro se pueden abrir desde adentro con una perilla, mientras que las de doble cilindro necesitan llaves de los dos lados.

 

  • Si desea cambiar la cerradura, desmonte la vieja aflojando los tornillos de la placa que la sujeta dentro de la puerta. Retire la vieja cerradura y compruebe si el agujero puede alojar la nueva. Si tiene que modificar el ensamble de la placa frontal para alojar la cerradura nueva, utilice un formón de madera y proceda con cuidado para no deformar su alojamiento.

 

  • La calidad de una cerradura no depende solamente del buen funcionamiento del mecanismo; también influyen su aspecto decorativo y la funcionalidad de sus accesorios de cierre. Así que, si la manilla de su cerradura no le acaba de convencer, anímese y cámbiela usted mismo, es muy fácil y no le tomará mucho tiempo.